Entradas populares

22 nov. 2012



Sonatina
La princesa está triste... ¿Qué tendrá la princesa?
Los suspiros se escapan de su boca de fresa,
que ha perdido la risa, que ha perdido el color.
La princesa está pálida en su silla de oro,
está mudo el teclado de su clave sonoro, 5
y en un vaso, olvidada, se desmaya una flor.

El jardín puebla el triunfo de los pavos reales.
Parlanchina, la dueña dice cosas banales,
y vestido de rojo piruetea el bufón.
La princesa no ríe, la princesa no siente; 10
la princesa persigue por el cielo de Oriente
la libélula vaga de una vaga ilusión.
¡Ay!, la pobre princesa de la boca de rosa
quiere ser golondrina, quiere ser mariposa,
tener alas ligeras, bajo el cielo volar; 15
ir al sol por la escala luminosa de un rayo,
saludar a los lirios con los versos de mayo
o perderse en el viento sobre el trueno del mar.

-«Calla, calla, princesa -dice el hada madrina-;
en caballo, con alas, hacia acá se encamina, 20
en el cinto la espada y en la mano el azor,
el feliz caballero que te adora sin verte,
y que llega de lejos, vencedor de la Muerte,
a encenderte los labios con un beso de amor».
 




Este poema fue escrito por Félix Rubén García Sarmiento, conocido como Rubén Darío, nació el 18 de enero de 1867 y murió en León, 6 de febrero de 1916, fue un poeta nicaragüense y  el máximo representante del modernismo literario en España. Es el poeta que ha tenido una mayor influencia en la poesía del siglo XX. Es llamado príncipe de las letras castellanas.
El tema de este poema es el deseo de libertad de la princesa.

El poema consta de cuatro estrofas de seis versos alejandrinos cada una. Rima de forma regular en cada estrofa el primer verso con el segundo, el cuarto con el quinto y el tercero con el sexto, la rima es consonante.

Hay distintas anáforas, en los versos 20 y 21 la palabra “en” también se repite la palabra “la” en los versos 1, 4, 10, 11 y 12 por último, en los versos en los versos 6 y 9 se repite “y”.
También hay encabalgamientos en el verso 11,12, y el verso 13,14. Hay unos pocos epítetos como en el verso 5 "pobre princesa" o en el verso 13 "feliz caballero".
Hay un paralelismo en los versos dos y cuatro "La princesa no ríe, La princesa no siente"; y en los versos 4 y 2 "quiere ser golondrina, quiere ser mariposa".

El poema está dividido en dos partes, las dos primeras estrofas en las que la princesa está triste, y las dos últimas en las que la hada madrina la ayuda.

Se pueden encontrar distintas metáforas: en los versos 2, "boca de fresa", en el verso 13, "boca de rosa", y en el verso 24, "encenderte los labios con su beso de amor".

Este poema es un buen ejemplo del modernismo, un movimiento literario que utilizaba mucho los símbolos y  relaciona muchas cosas con otras representando conceptos con el uso de cosas como por ejemplo la mariposa que simboliza la belleza que lo consigue a través del cambio o metamorfosis: primero siendo una oruga y después convirtiéndose en la belleza de la mariposa, o una hermosa flor que empieza desde una semilla.

Creo que en este poema Rubén usa muy claramente las características del modernismo en el poema, como buen representante del movimiento que es.